Feeds:
Entradas
Comentarios

Archivos de la categoría ‘Agricultura’

Los snacks se renuevan:

CIENTÍFICAS CHILENAS DESARROLLAN TECNOLOGÍA QUE
RECUBRE PASAS CON CUBIERTA COMESTIBLE DE PROBIÓTICOS

proceso pasasConsiderar las pasas como un snack que permita reemplazar la colación de media mañana o media tarde se ha convertido recientemente en una posibilidad real. Las pasas son alimento rico en antioxidantes, tienen un importante contenido de potasio, calcio, fibras y una gran variedad de vitaminas que ayuda a una buena circulación, regula la presión arterial, previene enfermedades reumáticas o artritis; sin embargo, a pesar de sus beneficios, en Chile la ingesta nacional per cápita es reducida.

El reporte de ProChile respecto de este futo deshidratado señala que Chile es el cuarto exportador mundial de pasas (primer exportador del hemisferio sur), siendo EEUU y México sus principales destinos, sin embargo el consumo per capita nacional señala que en el país todavía falta para encontrar sabor y gusto por su consumo.

Al respecto, cabe señalar que en los principales países importadores de pasas como Turquía, el consumo per cápita alcanza a 1,6kg/habitante /año y en Grecia los 3kg/habitante/año. “A nivel nacional el consumo de pasas es inferior a 250gr/habitante/año; una ingesta que queremos aumente ya que las pasas son un alimento rico en carbohidratos y una fuente natural de energía de fácil metabolización en pequeñas dosis”; apuntó Araceli Olivares, Doctora en Cs de la Ingeniería/m Ingeniería Bioquimica quien junto con la investigadora Mónika Valdenegro, Dra. en Agronomía, están desarrollando una tecnología que permite recubrir las pasas con una cubierta de probióticos.

Con esta iniciativa CORFO, las científicas de la región de Valparaíso, entregan valor agregado al fruto deshidratado, sumándole un ingrediente funcional puede ser la posibilidad de abrirse paso en el mercado nacional, ganar en snack saludable y un fuerte in put para competir en el mercado internacional.

Araceli Olivares.

Araceli Olivares.

Innovación: la cubierta comestible de probióticos

La innovación biotecnológica que actualmente se está ejecutando en el Centro Regional de Estudios en Alimentos y Salud, potencia las propiedades de las pasas ya que se propone recubrirlas con una película probiótica que le otorga una funcionalidad adicional.

Las ventajas de añadir estos micro organismos vivos a los alimentos tiene una estrecha relación con diversos beneficios sobre las infecciones gastrointestinales, la actividad antimicrobiana, reducción del colesterol sérico, estimulación del sistema inmune, propiedades anti-mutagénicas, anti-cancerígenas y anti-diarreicas, entre otras que son ampliamente reportadas[1][2]. Por lo que contar con pasas recubiertas con probióticos sería entonces un doble beneficio.

Al referirse al proceso en desarrollo de la película probiótica, Olivares identificó dos etapas: la primera que dice relación a la impregnación que se puede llevar a cabo bajo condiciones de vacío, lo que implica un estudio de las condiciones como presión de vacío y tiempo[3]. “En esta etapa es importante el número de microorganismos adheridos a la matriz (pasas) y su viabilidad, ya que esto es fundamental para que los probióticos se encuentren activos y/o viables al momento del consumo del producto”, subrayó.

La segunda parte de esta tecnología considera una etapa de secado que, según explican las científicas de CREAS, debe ser también optimizada en cuanto a la temperatura y tiempo a las cuales serán sometidas las pasas porque es de suma importancia para mantener también la viabilidad de los probióticos, así como la conservación de los aromas y sabores impregnados en las pasas tratadas. “El secado se puede realizar con aire caliente, sin embargo la adición de presión de vacío permite disminuir las temperaturas utilizadas y evitar el daño a los microorganismos (probióticos)”, agregó.

Responder a las necesidades de alimentación saludable del país, especialmente, dado el índice de obesidad que ubica a Chile en el sexto lugar mundial de sobrepeso infantil, con cerca del 30% de los niños entre 5-17 años, es un desafío para quienes realizan I+D+i en alimentos y salud, como es el caso de las investigadoras del Centro Regional de Estudios en Alimentos y Salud.

 

 

 


[1]Oelschlaeger T. 2010. Mechanism of probiotics action – A review.  International Journal of Medical Microbiology.  300: 57 – 62. Rauch and Lynch. 2012.

[2] The potencial for probiotic manipulation of gastrointestinal microbiome. Current Opinion in Biotechnology. 23:192 – 201

[3] Betoret E., Betoret N. Arilla A., Bennár M., Barrera C., Codoñer P., Fito P. 2012. No invasive methodology to produce a probiotic low humid apple snack with potencial effect against Helicobacter pyloriJournal of Food Engineering. 110: 289 – 293.

 

Read Full Post »

a4ad28a4e5A pesar de que los inoculantes de hongos micorrizógenos arbusculares son desconocidos, hay consumidores con expectativas, ya que mejoran los rendimientos de las plantas producidas en viveros.

Estos organismos viven en simbiosis con las plantas y establecen una relación en la que ambas partes colaboran. Esta unión entre planta (árbol, arbusto o hierba) y hongo, se denomina micorriza, y gracias a ella los vegetales y hongos intercambian nutrientes esenciales para ambos, asegurándose así la buena salud del bosque.

De acuerdo con el profesor Ewald Sieverding, del Instituto para la Producción de Plantas y la Agroecología de la Universidad Hohenheim, por el carácter de la simbiosis obligada, los inoculantes de hongos micorrizógenos arbusculares (HMA) se producen en raíces vivas de plantas completas o bien, en raíces crecidas meristemáticamente in-vitro.

“La selección de la planta hospedera, así como del sustrato en que se reproduce el hongo, es importante para su calidad. El inoculante más común es el sustrato inerte u orgánico en que las plantas crecieron; el cual contiene, además de esporas, raíces infectadas y micelio del hongo, y se utiliza directamente después de su homogeneización”, asegura el experto.

El profesor Ewald afirma que estos inóculos favorecen notablemente el crecimiento de las plantas por el alto contenido de nutrientes que puede proveerle.

Además, precisa que existen preparaciones líquidas en las que se incorporan propágulos HMA producidos in vitro. Sin embargo, estas tienen una menor infectividad y sobrevivencia en almacenamiento que los inóculos provenientes de sustrato.

“Para la determinación de calidad de los inoculantes HMA existe mucha controversia, cada país debería establecer sus propias normativas. La aplicación de los inoculantes es relativamente fácil en viveros y pequeñas áreas de cultivo”, dice el investigador.

En ese sentido, el uso en agricultura a gran escala es más complicado, porque los inóculos no se pueden aplicar bien con maquinaria y las altas cantidades que se requieren para una hectárea elevan los costos de producción de los cultivos.

Así, según lo explica, “para obtener respuestas a la inoculación y que se produzca la infección, es primordial la localización del inóculo en relación a la semilla, ya que este debe estar en la zona donde crecen las raíces”.

De esta manera, inóculos líquidos y tratamientos de semilla con inoculantes no resultan muy efectivos. Por ello, uno de los problemas más grandes en el uso práctico y a gran escala de inoculantes es el mercado.

“Por lo general, los inoculantes HMA son desconocidos y los pocos consumidores tienen diversas expectativas al utilizarlos, como mejores rendimientos o supervivencia post-trasplante de plantas producidas en viveros”, asegura el investigador alemán.

No obstante, resalta que un objetivo de la investigación debe ser encontrar metodologías para predecir dónde y en qué circunstancias se puede esperar una respuesta a la inoculación. Hay varios otros obstáculos en el uso de inoculantes HMA, como los relacionados con la legislación.

El profesor Ewald Sieverding fue invitado por el Grupo de Investigación en Agroecología de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira al Seminario Agroecológico.

 

Fuente Agencia UN

Read Full Post »

chiaLas propiedades y beneficios que genera la chía en la nutrición no son pocos, debido principalmente a su alto contenido en Omega 3 y Omega 6, ayudando a reducir el colesterol y los triglicéridos, entre otros. Así, esta semilla se ha transformado en un cotizado alimento funcional.

Bajo este contexto y por su alta demanda de consumo en el mercado internacional y en Chile, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura —en una acción conjunta con Prochile y CORFO, y el trabajo del ingeniero agrónomo y profesor de la Facultad de Agronomía de la PUCV, Alejandro De Kartzow— realizó el “Estudio de pre factibilidad para el desarrollo del cultivo de chía (Salvia hispánica L.) en Chile”. Este buscó definir las oportunidades comerciales del cultivo de esta semilla.

Dentro de sus principales resultados se destacó que las áreas costeras de la Región del Maule al norte y los valles de la Región de Valparaíso al norte, serían la zonas viables para cultivar la chía en Chile, siempre y cuando se sigan una serie de instrucciones agrícolas.

Según una empresa de estudios de mercados (Mintel), la chía fue incorporada en la elaboración de 21 productos el 2011, cifra que al año siguiente subió a 100.

“A futuro, se espera que China y otros países asiáticos, como europeos, se incorporen al consumo, por lo que la demanda se duplicaría. La estimación total de la producción actual, a nivel mundial, es de 11.000 a 20.000 toneladas, con una importante participación de la semilla orgánica (33%)”, detalla De Kartzow.

De los antecedentes anteriores se puede concluir que el mercado principal de esta semilla es aún de nicho, y que representa aproximadamente US$ 70 millones, equivalentes a unas 13.000 toneladas, a un precio promedio de US$/kg 5,5 en EEUU. En el mercado chileno la tendencia en el precio FOB de importación se ha incrementado desde los US$1,33 a US$4,17 en un periodo de cinco años (2007 a 2012).

En el país no se produce comercialmente semilla de chía, pero se está desarrollando un proyecto FONDECYT en las regiones del centro norte y norte del país.

En el período 2007-2012 los volúmenes y valores de las importaciones han crecido en forma muy importante. Las cifras indican un alza en el período, con base en el 2007, de 78,6 veces en el valor CIF y de 83,3 veces en el valor FOB, mientras que los volúmenes importados se han multiplicado por más de 26 veces en cinco años.

Este boom está dado principalmente por los conceptos comerciales centrales asociables a esta semilla: producto natural, con alto contenido de “aceites buenos y esenciales”; alta calidad de fibra; libre de gluten; alto en proteínas y minerales, es decir, un alimento sano y que sana.

Limitantes locales

Para lograr establecer el cultivo de esta semilla en Chile, hay que tener una serie de consideraciones, por ejemplo desde el punto de vista del cultivo, corresponde a un grano de verano hacia otoño, que se induce en día corto.

No resiste heladas y se desarrolla óptimamente en climas tropicales y sub tropicales, incrementando sus niveles de aceite al moderarse las temperaturas. Cabe señalar que la cosecha se realiza en junio

En términos generales, no es un cultivo exigente ni en suelo, fertilización y agua requerida. No obstante ello, demanda de agua en períodos críticos de su fenología (siembra, llenado de grano).

“Recientemente, en Kentucky (EE.UU.), se han desarrollado y licenciado las primeras variedades de ciclo fenológico corto, lo que permitiría la expansión de este cultivo a mayores latitudes, al poder ser cosechado antes de las primeras heladas”, agrega De Kartzow.

Al respecto el ejecutivo de innovación de FIA y supervisor del estudio René Martorell, enfatiza que la chía presenta indudables ventajas desde el punto de vista del producto, dado sus deseables contenidos nutricionales y la versatilidad de sus potenciales usos.

“Sin embargo, de acuerdo al estudio, su establecimiento en Chile se encuentra restringido hacia el sur del país por presencia de heladas y hacia al norte por la disponibilidad de agua. Por ello, la superficie probable de cultivo es limitada y debe competir en esas áreas con la rentabilidad de las otras opciones productivas existentes, especialmente en las regiones de Atacama y Coquimbo, lugares que presentan el mayor potencial productivo”, explica.

Es importante —agrega Martorell— ser prudente respecto a la decisión de inversión, ya que al tratarse de un producto commodity y a que los países competidores tienen posibilidades de aumento de la producción, los precios pueden verse afectados a la baja a pesar de la gran demanda internacional y la tendencia al alza en los precios en los últimos años.

Los márgenes brutos, de acuerdo al estudio de prefactibilidad —para valores de precio es de US$3 y US$4 por kilo y rinde de 800 kg/ha— varían entre $400 mil y $800 mil por hectárea. Cabe destacar que los precios históricos de mercado son de US$2/kilo.

Los resultados señalados hacen altamente sensible el resultado económico a las variaciones al precio y al rendimiento, por lo cual, es necesario evaluar exhaustivamente el entorno de mercado y la zona de producción previo a la decisión de invertir.

Read Full Post »

Científicos del ARS han desarrollado una estrategia que involucra dos genes y que puede aumentar la producción del fitoquímico beneficioso llamado pteroestilbeno en cultivos tales como los arándanos que ya producen el compuesto, y puede agregar el compuesto a los cultivos que no comúnmente lo produce, tales como las uvas.

Científicos del ARS han desarrollado una estrategia que involucra dos genes y que puede aumentar la producción del fitoquímico beneficioso llamado pteroestilbeno en cultivos tales como los arándanos que ya producen el compuesto, y puede agregar el compuesto a los cultivos que no comúnmente lo produce, tales como las uvas.

Un grupo de científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) ha desarrollado una manera de aumentar la producción de un compuesto beneficioso llamado pteroestilbeno en las plantas. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Este descubrimiento podría ayudar a especies de cultivos a producir o aumentar su producción de pteroestilbeno. Los estilbenos son un subgrupo de los fitoquímicos beneficiosos llamados polifenoles que ocurren naturalmente en plantas. El nuevo enfoque podría hacer posible el aumento de niveles del pteroestilbeno, el cual podría ofrecer beneficios para la salud humana, en los cultivos que ya lo producen, tales como las uvas y las bayas.

Biólogos moleculares Scott R. Baerson y Zhiqiang Pan y química Agnes Rimando fueron líderes del estudio. Ellos y fisiólogo de plantas Franck Dayan, quien es co-autor, trabajan en la Unidad de Investigación de la Utilización de Productos Naturales mantenida por el ARS en Oxford, Misisipi. Otro co-autor, patólogo de plantas James Polashock, trabaja con el Laboratorio del Mejoramiento Genético de Frutas y Hortalizas mantenido por el ARS en Beltsville, Maryland, pero Polashock está ubicado en Chatsworth, Nueva Jersey.

Hay dos estilbenos–resveratrol y pteroestilbeno–que podrían tener propiedades que ofrecen beneficios para la salud humana. Durante sus experimentos, los investigadores demostraron que un gen previamente caracterizado y patentado llamado SbOMT3, el cual los científicos aislaron de una planta de sorgo, tiene la capacidad de convertir resveratrol en pteroestilbeno. Los científicos luego aumentaron esa actividad de conversión con la expresión de ambos SbOMT3 y un gen llamado AhSTS3 que produce una sintasa de estilbeno. Ese gen fue aislado de una planta de cacahuete.

Para el estudio de prueba de concepto, los científicos exitosamente incorporaron ambos genes en los cromosomas en dos diferentes plantas hospederas, Arabidopsis y tabaco. Esta estrategia de utilizar dos genes generó plantas transgénicas que pudieron producir pteroestilbeno, según los autores. Los resultados del estudio fueron publicados en ‘Plant Biotechnology Journal’ (Revista de Biotecnología de Plantas) en el 2012.

Una patente concedida al ARS en el 2010 describe la capacidad de SbOMT3 de crear plantas transgénicas que producen pteroestilbeno, y describe la estrategia de utilizar los dos genes.

Lea más sobre esta investigación en la revista ‘Agricultural Research’ de noviembre-diciembre.

Fuente ARS

Read Full Post »

El estudio de Antonio Castillo, de la U. de Santiago,, fue publicado en Virology Journal y da cuenta de nuevos avances en el control del hongo Botrytis Cinerea

u de santiago fungicidaVirology Journal es una reconocida revista científica del Reino Unido, y su importancia trasciende fronteras. Fue en este medio en donde la investigación del Dr. Antonio Castillo y su equipo fue publicada recientemente. El Dr. Castillo explica que los primeros resultados que se expusieron en el artículo fueron: “El descubrimiento de una cepa silvestre de Botrytis cinerea co-infectada por dos tipos distintos de partículas virales de 23 y 32 nanómetros (nm) de diámetro, con genomas de RNA de doble hebra. Este resultado constituye un hallazgo interesante no descrito previamente para este hongo fitopatógeno.
A lo anterior, añade que “uno de los micovirus fue completamente caracterizado y corresponde a un nuevo miembro de la familia Partitiviridae, lo que también se describe por primera vez en B. cinerea. Finalmente, los resultados demuestran que ambos micovirus contribuyen a la disminución del grado de virulencia del hongo hospedador, confiriéndole características fenotípicas de hipovirulencia. Este hecho es de gran relevancia, ya que los virus o la cepa silvestre de B. cinerea podrían utilizarse para generar estrategias para el control biológico del mismo hongo’’.
Lo anterior, es relevante si se considera que año a año este hongo produce importantes pérdidas en frutos de exportación, especialmente, en uva de mesa.
El recibir este reconocimiento, produce satisfacción en el profesor, quien indica que “es muy gratificante que nuestro artículo haya sido seleccionado por el editor del Virology Journal como uno de los trabajos importantes publicados últimamente, por lo que ha sido destacado en la página web de la revista”.
Además, “para nosotros es de gran importancia, porque la virología de Botrytis cinerea es una de nuestras principales líneas de investigación, y con esta y otras publicaciones posteriores se estaría consolidando el trabajo que venimos realizando desde hace ya varios años”.
En cómo esta publicación da relevancia a la labor investigativa de la Institución, el Dr. Castillo tiene su opinión clara: “Para nuestra Universidad es importante, porque demuestra que sus académicos están realizando investigación de buen nivel. Eso es un factor importante para los procesos de acreditación, para la obtención de recursos y para posicionarse entre las principales universidades completas y complejas de nuestro país”, finaliza.

 

Fuente U. de Santiago

Read Full Post »

Investigadores del Grupo de Investigación Entomología Agrícola de la Universidad de Córdoba han desarrollado un método que permite la utilización de hongos a modo de ‘apósitos’ para proteger al olivar de las heridas de poda, granizo o cualquier otro origen frente al ataque de la polilla Euzophera pinguis.

Un-hongo-colocado-en-olivares-a-modo-de-aposito-los-protege-frente-a-las-plagas_image_380 La Universidad de Córdoba (UCO) ha desarrollado un método que permite la utilización de hongos a modo de ‘apósitos’ para proteger al olivar frente al ataque de la polilla Euzophera pinguis.

Este insecto, según los expertos de la Asociación Técnica de Producción Integrada de Olivar, está muy extendido en la zona del Mediterráneo y además de causar la muerte a olivos jóvenes es responsable de la disminución de la producción en plantaciones adultas.

En concreto, el equipo investigador del Departamento de Ciencias y Recursos Agrícolas y Forestales de la UCO se ha centrado en el uso del hongo Beauveria bassiana como un método capaz de proteger de forma sostenible y biológica al olivo frente al daño provocado por estas mariposas.

El grupo de expertos ha demostrado la eficacia de una cepa del hongoBeauveria bassiana en el tratamiento de las heridas atacadas por la polilla 

El grupo de expertos ha demostrado la eficacia de una cepa del hongoBeauveria bassiana –obtenida a partir de aquellas larvas de esta mariposa que padecen la enfermedad de manera natural– en el tratamiento de las heridas atacadas por la Euzophera pinguis, recuperando entre el 60 y el 90% de olivos tras 60 días de tratamiento.

“Los resultados indican que emplear este tipo de hongo en aquellos árboles afectados permite una eficacia muy similar y menor impacto ambiental que el Clorpirifos, único insecticida químico autorizado hoy día para el control de este insecto”, explica el investigador de la Universidad de Córdoba Enrique Quesada-Moraga.

Los experimentos se desarrollaron entre los años 2008 y 2011 en la provincia de Jaén (Mancha Real) y siempre en primavera y otoño, estaciones donde la polilla Euzophera pinguis está más presente en las plantaciones.

“Organizamos tres grupos de 20 árboles de olivo y en cada uno de ellos provocamos una herida artificial entre 30×33 milímetros (mm) y 17 mm de profundidad para propiciar el ataque del insecto”, explica Quesada-Moraga. Y añade: “En cada bloque aplicamos un tratamiento diferente: el primero fue tratado con el insecticida Clorpirifos, el segundo con el hongo Beauveria bassiana y el tercero no recibió tratamiento alguno.

Emplear este tipo de hongo en aquellos árboles afectados permite una eficacia muy similar y menor impacto ambiental que el insecticida Clorpirifos

Finalmente, y tras comparar muestras en el laboratorio, comprobamos que la utilización del hongo tiene una eficacia similar al insecticida y además es más respetuoso con el medio ambiente y la fauna auxiliar del olivo”.

Aplicación frente a otras plagas

La eficacia de este tipo de hongo en el tratamiento de plagas de insectos supone, según los investigadores, el primer estudio donde se aboga por el uso de un microorganismo entomopatógeno (aquellos capaces de infectar a insectos o arácnidos) en madera de árboles.

“Aplicar el hongo Beauveria bassiana a las heridas de poda o granizo constituye una herramienta eficaz tanto para el control biológico de las plagas de estas mariposas en el olivar como un instrumento muy útil dentro de las estrategias de control integrado de éstas”, sostiene Quesada-Moraga.

De hecho, el presente trabajo ha permitido al equipo de expertos abrir nuevas líneas de investigación con el objetivo de desarrollar estrategias semejantes en otras plagas del olivar como la mosca del olivo o los barrenillos.

Estamos estudiando ahora la eficacia de este hongo contra otras plagas presentes en los cultivos de olivo

“Además de seguir profundizando en este tipo de tratamiento biológico y desarrollar un plan común de actuación contra ellas, estamos estudiando la eficacia de este hongo contra otras plagas presentes en los cultivos de olivo que suponen un alto coste para el sector agrícola y que permitiría reducir al mínimo los productos químicos empleados para su control”, apostilla.

Estos resultados son fruto del proyecto Prospectar microorganismos entomopatógenos en poblaciones naturales de E. pinguis en la provincia de Jaén y evaluar su potencial para el control del fitófago, desarrollado por el Grupo de Investigación Entomología Agrícola del Departamento de Ciencias y Recursos Agrícolas y Forestales de la Universidad de Córdoba en colaboración con la empresa jiennense Nutesca S.L.

Referencia bibliográfica:

‘Beauveria bassiana (Ascomycota: Hypocreales) wound dressing for the control of Euzophera pinguis (Lepidoptera: Pyralidae)’, Journal of Economic Entomology.

Fuente: Fundación Descubre

Read Full Post »

Academia + Industria + Mundo Político: alimentación saludable para la población

GRAS-VENEZIAN-MartinezEmpresarios, académicos y representantes del mundo político como la senadora Ximena Rincón y el senador Francisco Chahúan, ambos integrantes de la Comisión Desafíos del Futuro, se reunieron en el 5º seminario Internacional del CREAS “Nuevos Impactos en las Tecnologías de Alimentos”, evento al que asistió la Secretaria Ejecutiva ACHIPIA para dar a conocer los programas y avances de la agencia en materia de alimentos.

El seminario comenzó con un panel sobre trazabilidad, inocuidad alimentaria y rotulación. Las propuestas y proyectos para asegurar la calidad e inocuidad alimentaria fueron presentadas por  Nuri Gras, secretaria Ejecutiva de ACHIPIA, quien se refirió a la historia de la institución y relevó la importancia de la nueva plataforma de Sistemas Integrados de Laboratorios de Chile y del RIAL (Red de Información y Alertas Alimentarias).

Explicó que el principal objetivo del SILA es la integración y la coordinación de los laboratorios de análisis que pertenecen a las redes oficiales de SAG, Sernapesca y Minsal. “Conociendo las capacidades analíticas de estos laboratorios a lo largo del territorio nacional ayudamos a fortalecer el sistema de Inocuidad Alimentaria”, señaló al respecto Gras. Al RIAL lo describió como un sistema de intercambio rápido de información acerca de eventos de inocuidad en alimentos presentes en el mercado nacional o exportados a terceros países, red que – aseguró- garantiza la salud de los consumidores.

La realidad de la nutrición en Chile y el aporte del etiquetado nutricional fue la temática abordada por Claudia Martínez, Gerente Técnico de grupo de Empresas Daff, quien aseguró que si bien la normativa vigente de rotulación no es suficiente, ésta constituye el inicio de un camino que no tiene retorno. Explicó que el etiquetado nutricional de los alimentos se refiere a la información sobre los ingredientes, aditivos y contenido de nutrientes del alimento, y de los mensajes relacionados con alimentación y salud, que figuran en las etiquetas de los productos comestibles. “El etiquetado ayuda a elegir un alimento saludable, esa es la meta”, subrayó.

Por su parte, Francesco Venezian, SEREMI de Agricultura, se refirió al proyecto sobre la nueva institucionalidad alimentaria para Chile, cuyo eje central, señaló,  lo constituye el enfoque en la inocuidad alimentaria. “Producir alimentos sanos e inocuos en forma sustentable implica, además, utilizar  eficaz y eficientemente el recurso agua”, enfatizó al tiempo que apuntó la deuda que el país y la región tiene respecto de la huella hídrica.

Entre los exponentes extranjeros destacó la Dra. Christina Dewitt, que actualmente dirige el Seafood Research & Education Center, quien se refirió a las a las estrategias que se utilizaron en EE UU para reducir el consumo de sodio y presentó el desarrollo y los resultados de un estudio del Instituto de Medicina de la Universidad Estatal de Oregón. Finalmente la experta acentuó la necesidad de educar a la población sobre el índice permitido en el consumo de sal y los impactos positivos y negativos de éste en la salud.  Dewitt indicó que es preciso educar a la población en términos de “preferencia de sabores” pues si éstos gustan de alimentos salados, es difícil que la industria realice mayares esfuerzos para reducir su uso en el procesado de alimentos.

En la oportunidad, la senadora Ximena Rincón, integrante de la Comisión Desafíos del Futuro, de la cámara de senadores de la República, abrió la jornada refiriéndose a la necesidad de implementar una política nacional de ciencia y tecnología que sea descentralizada y permita avanzar en I+D en las diferentes regiones del país con un enfoque según sus capacidades y recursos. Entre los desafíos que Chile tiene, la producción de alimentos saludables, es uno de ellos, enfatizó.

Por su parte, el senador Francisco Chahúan, también integrante de la comisión, destacó la importancia del intercambio académico y la colaboración con los centros norteamericanos invitados ya que estos permiten enfrentar los problemas de salud pública y alimentación en forma más asertiva.  El senador señaló que si bien la Comisión Desafios del Futuro reconoce que aún falta camino por recorrer en el desarrollo científico nacional y su vinculación con la sociedad y la economía, es testigo de los progresos  que se han realizado  a nivel político y empresarial.

El desarrollo de nuevas (bio) tecnologías para la formulación y desarrollo de nuevos alimentos funcionales/saludables y estrategias para una alimentación saludable como la reducción del uso de sal en los alimentos procesados y la importancia de la trazabilidad, inocuidad y rotulación de los alimentos, fueron algunas de las temáticas presentadas en el encuentro.

 

 

Read Full Post »

COM 33 equipo FICPara dar a conocer los resultados de doce meses de trabajo, el Centro Regional de Innovación Hortofrutícola de Valparaíso, Ceres, efectuará la ceremonia de cierre del proyecto “Implementación de cuatro plataformas de innovación en el Centro Ceres”, financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC-R, del Gobierno Regional de Valparaíso.

Entre los principales resultados destaca la implementación de un módulo demostrativo agroecológico, en el que se cultivaron hortalizas utilizando únicamente técnicas de agroecología, ambientalmente sustentables para otorgar  a los pequeños agricultores conocimientos para el autoabastecimiento y producción de alimentos de calidad.

Asimismo, se implementó un Laboratorio de Cromatografía de Suelos para determinar su calidad biológica. La prueba del croma es un método sencillo y económico cuyos resultados pueden utilizarse como estrategia de fomento para la restauración y buena salud de los suelos.

Paralelamente, se implementó una unidad de validación de metodologías innovadoras para la obtención de cerezas tempranas. Todas estas plataformas se instalaron en la Estación Experimental La Palma, de la PUCV.

Finalmente, se puso en marcha una plataforma web de monitoreo territorial en el valle de Quillota para la mosca blanca de invernaderos (Trialeurodes Vaporariorum), de manera de obtener en tiempo real el comportamiento de la plaga a través del tiempo, que afecta a hortalizas, flores y frutales. El sitio es www.ceresmtp.cl

La actividad de cierra para mostrar estos resultados en detalle se realizará el día miércoles 27 de noviembre, a las 18 horas, en el centro de eventos Casa Tinto, de la comuna de La Cruz.

Cabe recordar que Ceres nace el año 2011 como iniciativa conjunta entre la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, el Gobierno Regional, GORE, y la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT, con la colaboración de las agrícolas Brown y Pihué. Además es parte del Programa Regional de Conicyt.

Read Full Post »

dsc01738 Agregar valor a los recursos forestales que posee la Región de Aysén y disminuir la contaminación atmosférica de Coyhaique, son algunos de los objetivos del Centro de Biomasa (CdB) que implementará la consultora Ernst Basler + Partner SpA, con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura.

El 44% de la superficie de Aysén corresponde a bosques, representando un aporte relevante dentro de la economía regional. El consumo de leña para energía asciende a 500.000 metros cúbicos al año, generando ingresos anuales de US$25 millones. La ciudad de Coyhaique concentra el 60% de este total.

Sin embargo, la cadena de valor de la leña —compuesta por productores forestales, transportistas, comerciantes y consumidores— se caracteriza por su informalidad, escaso nivel organizacional, baja calidad del producto y escaso desarrollo de productos de valor agregado.

Este escenario es el que busca abordar la iniciativa que cofinancia FIA con la creación de un Centro que integre a una importante fracción de la cadena productiva de biomasa y garantice  la disponibilidad de altos volúmenes bajo un estándar superior. Todo ello, generará externalidades positivas, como una menor contaminación ambiental de Coyhaique y el desarrollo de nuevos productos, con mayor valor agregado, como astillas o pellets.

“Este proyecto también facilitará la evolución de los modelos de negocio asociativo, al estar basado en la colaboración de actores bien organizados”, explica el coordinador de la iniciativa, Sergio Sáez.

El CdB  se basa en experiencias exitosas europeas, donde los propietarios de bosques integran progresivamente la cadena de valor hasta la venta directa de energía a los consumidores.

Lo que se buscará es adaptar este sistema a la realidad local, con el objetivo de desarrollar el mercado de la biomasa en Coyhaique, en base a modelos colaborativos de integración de la cadena productiva, que permitan mejorar la competitividad del negocio.

Oferta de alta calidad

Para asegurar la calidad de la biomasa, el Centro apunta a consolidar los volúmenes de sus asociados, así como de la materia prima comprada a terceros, estableciendo un procedimiento de aseguramiento de calidad.

Junto con ello, la conformación de una empresa que centralice parte de la oferta y los procesos, redirecciona biomasa que originalmente se hubiera comercializado de manera informal, inyectando productos de alta calidad en el mercado.

“Se evaluarán modelos organizacionales y de negocios, según los principios originales europeos, adaptándose a la realidad local, de acuerdo a los intereses y potencialidades de los actores, elaborando una propuesta diferenciada y acorde a los requerimientos de mercado”, explica Sáez.

Otro hito del proyecto contempla conformar un grupo de empresarios comprometidos, para lo cual se está trabajando en dar a conocer el concepto de CdB con diversos actores locales, mostrando sus ventajas competitivas, entre las que destacan optar a convenios y contratos de abastecimiento a largo plazo —en toda la cadena: proveedores hasta clientes—, que reducen  incertidumbres y generan las condiciones de sustentabilidad económica para el proyecto.

También la iniciativa persigue desarrollar los formatos de biomasa y servicios asociados, de acuerdo a los requerimientos de la zona y potenciando su producción local. La oferta estará conformada por leña seca, astillas y pellets. Los dos últimos serán evaluados en su potencialidad, en función de las características de la biomasa disponible y el mercado.

Un factor importante para agregar valor a la propuesta es la implementación de un sistema de monitoreo y control de calidad, que permita garantizar las propiedades cualitativas del producto de modo permanente, logrando diferenciarlo en términos de poder calórico con un estándar ad-hoc y adaptado a las características de la biomasa de Aysén. Esto pretende generar un compromiso directo con el cliente en términos de garantías y transparencia de información.

Los beneficiarios directos de este proyecto —que demandará una inversión total de $53,8 millones, de los cuales FIA aporta $42,7 millones— serán 20 pequeños, medianos y grandes agricultores de la región.

Las ventas de biomasa, al término del proyecto se estiman en $150 millones anuales, cifra que se espera más que duplicar a tres años de finalizada la iniciativa.

Read Full Post »

DSCF3113Hasta hoy miércoles se extenderá el encuentro científico que organizan profesionales de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción en conjunto con representantes de Terviclim de Argentina y de la Universidad de Buenos Aires con el objeto de analizar el impacto que causa el cambio climático en la viticultura y reforzar las relaciones interregionales entre investigadores de Chile y Argentina en este ámbito.

De acuerdo a lo expresado por el académico de la Facultad de Agronomía, Ignacio Serra, “el objetivo de esta actividad es unir la experiencia que tiene un grupo de especialistas de Argentina de Terviclim donde hay profesionales como geógrafos, climatólogos y expertos en el ámbito del clima, quienes están desarrollando análisis de cómo está afectando el cambio del clima a nivel mundial. Ellos están trabajando en varias partes en Europa y acá en Chile también han desarrollado estudios para medir temperaturas en toda la Región del Bío Bío, con lo cual empiezan a definir qué sucede en toda esta zona del país. Lo interesante es que uno ve muchas diferencias a nivel local, dependiendo si el territorio está cerca de un río o de una quebrada o es un sector montañoso, etc. Ellos lo que están haciendo es hilar fino y eso nos empieza a mostrar la potencialidad que tenemos nosotros de nuestro terroir”.

Por su parte, Elodie Briche, del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad de Buenos Aires, manifestó que la importancia de este tipo de eventos radica en que, “primero el tema de la viticultura es una economía muy importante entonces hay que realizar este tipo de estudios, y segundo es que existe información sobre el cambio climático a escala global, pero también es necesario tener datos a escala regional y en este sentido la viticultura es muy importante porque la planta de la vid reacciona muchísimo con la temperatura y ahora tenemos bastantes datos desde el ámbito local, en América del Sur, donde el mundo de la viticultura  tienen buenas oportunidades de desarrollo”.

Esta es una instancia en la que se debatirán temas relacionados con la situación económica de la vitivinicultura e Chile, el potencial vitivinícola de la Región del Bío Bío, predicción de heladas radiactivas en suelos planos sin cubierta vegetal, uso de mallas para mitigar efectos adversos del cambio climático, entre otros tópicos.

La actividad culminará mañana miércoles con una degustación de vinos que se desarrollará en dependencias de la Facultad de Agronomía de la UdeC.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 129 seguidores