Tres nuevas variedades de frambuesa están en proceso de protección

Se trata de especies adaptadas genéticamente a las condiciones de cultivo nacional ( Chile)

9FLn7CoG8GsRCon el objetivo de aumentar la competitividad de las principales frutas chilenas en los mercados internacionales, hace siete años se inició el Programa de Mejoramiento Genético (PMG) del Consorcio Tecnológico de la Industria Hortofrutícola, en el que participan la Universidad Católica, la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex) y 20 empresas que representan más del 40% de las exportaciones totales del país.

Considera cinco especies en las líneas de investigación: la uva de mesa, los cerezos, carozos (duraznero, nectarino y ciruelo japonés), el manzano y el frambueso; siendo este último el que está más cercano a liberar nuevas variedades debido, principalmente, a que posee ciclos biológicos de desarrollo más rápidos. “Tenemos tres variedades de frambuesa que presentan mejores características en cuanto a tamaño, sabor, textura y color que las normales, además de ser más fáciles de cultivar en suelo nacional”, señala Ronald Bown, presidente de la Asoex, respecto a las especies en proceso de protección.

Los otros proyectos

Bown señala que cada PMG tiene su línea de investigación definida para satisfacer las demandas de la industria frutícola. Por ejemplo, en el caso de la uva de mesa y del manzano se busca desarrollar resistencia a enfermedades; los carozos, cerezo, manzano y uva de mesa, apuntan a aumentar la calidad y vida postcosecha; y el frambueso, incrementar la calidad y tolerancia al túnel de frío. Los programas se encuentran en diferentes fases y en “el proyecto ya “se han identificado más de 100 selecciones avanzadas, las cuales serán evaluadas en diferentes condiciones agroclimáticas”.

Así, indica, dentro de los próximos cinco años se espera identificar al menos una selección promisoria de cada especie, las que vendrán a sumarse a la liberación de nuevas variedades del frambueso.

Financiamiento

El PMG se encuentra desde 2013 en su segunda etapa, luego de que sus primeros seis años fueran evaluados exitosamente por InnovaChile de Corfo.

Esta primera fase tuvo un costo de $ 2.500 millones, los que fueron aportados por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC). En tanto, la segunda etapa para la uva de mesa, carozos, cerezos y manzanos, se encuentra financiada por los siguientes nueve años tras un aporte de $ 8.400 millones, proveniente del Consorcio e InnovaChile de Corfo; mientras que, en el caso del frambueso, el programa está financiado por los próximos dos años, con aportes del Programa Investigación y Desarrollo en Acción (IDeA) del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef), equivalentes a 
$ 118 millones.

No obstante, Bown asegura que “es deseable contar con financiamiento adicional para tecnologías biotecnológicas que puedan servir para apoyar a los programas en curso y, por ende, lograr adelantar algunos resultados esperados en el Consorcio”. Por ello, añade que el Directorio se encuentra analizando diversas vías, tanto de fondos públicos como de aportes privados.

 

 

Fuente: Diario Financiero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s