Tapón termoformado puede reducir emisión de carbono del sector lechero de EEUU

La Universidad de Arkansas publica estudio para el sector lechero
Tapón termoformado reduciría las emisiones de carbono del sector lechero de EE.U

Imagen cortesía de Muffet

Con la adopción de la tecnología de termoformado para hacer tapones de leche se podría reducir la huella de carbono que produce la industria láctea, según lo afirma un estudio realizado por la Universidad de Arkansas.

Tras analizar las emisiones de gases de efecto invernadero que emitieron 536 granjas lecheras y 50 plantas procesadoras de lácteos, un equipo interdepartamental de la Universidad de Arkansas determinó una serie de claves para reducir el impacto ambiental de la industria.

En cuanto a embalaje del producto, los investigadores abogaron por el uso de la tecnología de termoformado para la fabricación más ecológica del packaging de productos lácteos.

De acuerdo al estudio, el ahorro de emisiones causadas por el embalaje podrían lograrse con un nuevo diseño del envase, que llevara a un ahorro de material, y la utilización de equipos más eficientes.

La solución está en el tapón

Si se cambia el tapón de la leche que actualmente utiliza la tecnología de inyección por moldeado a una tecnología de termoformado, los efectos en el ambiente pueden ser menores.

El termoformado consiste en calentar una hoja de plástico y moldearla utilizando aire a presión. El proceso evita que se produzcan residuos de plástico, y de acuerdo con el estudio, un equipo de termoformado puede ser energéticamente más eficiente que la tecnología de moldeado por inyección.

Hoy en día se fabrica packaging para diversos productos lácteos mediante el termoformado en envases de yogur, cartones de huevos, vasos para bebidas y soluciones de packaging para alimentos frescos.

Emisiones de carbono en la industria láctea

Este estudio es de la mayor importancia, especialmente cuando, de acuerdo con las cifras, por cada Kg de leche consumida se producen 2,05 kg de dióxido de carbono.

Los hallazgos podrían ayudar al US Department of Agriculture (USDA) y el Innovation Center for US Dairy para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 25% para el año 2020 – una meta que fue renovada en abril por el secretario de Agricultura de EE.UU, Tom Vilsack.

Otros esfuerzos previos para reducir la huella de carbono en la industria láctea se enfocaron en el reciclado de metano producido por las vacas (metano entérico).

Aunque las contribuciones más grandes de gases de invernadero se producen a nivel de granja –en la producción de alimentos, metano entérico y manejo de estiércol- los investigadores esperan que la naturaleza de este estudio abra nuevos caminos para la reducción de carbono entre los fabricantes lácteos.

De acuerdo a Greg Thoma, profesor de ingeniería química, este análisis provee una base documental para mejorar los esfuerzos hechos hasta ahora. Es igualmente una fuente para entender los factores que están involucrados en el impacto ambiental.

El estudio se titula: “Greenhouse gas emissions from milk production and consumption in the United States: A cradle-to-grave life cycle assessment circa 2008”, y puede encontrarse en The International Dairy Journal.

Clubdarwin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s