La suspensión de exportar carnes puso en evidencia graves falencias

sag_ganadoEl Director del Departamento de Fomento de la Producción Animal y Doctor en Gestión Agropecuarias, Profesor Claus Köbrich, de FAVET entregó su opinión respecto de esta situación.

 “La auditoría del Directorado General de Salud y Consumidores (DG-SANCO) de la UE al sistema de aseguramiento de calidad de la carne bovina que Chile exporta a la UE puso en evidencias graves falencias. Tanto es así, que DG-Sanco sugirió que el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) chileno suspendiese la emisión de certificados de exportación para carne bovina fresca, lo que implica el cese de las exportaciones de carne bovina.

Si el SAG no lo hacía, la Comisión Europea consideraría tomar medidas para proteger la salud de sus consumidores;  en otras palabrUEas sugeriría a los países miembros suspender las importaciones de carne bovina chilena. Aunque esta suspensión no tiene relevancia comercial inmediata, la exportación de carne bovina a la  UE no superó el US$ 1 mil,  los dos primeros meses de 2013, su impacto sobre la reputación del país es inmenso.

Para asegurar la calidad de las exportaciones de carne, nuestro país implementó un sistema  que tiene como pilares el PABCO y la trazabilidad. El primero permite minimizar el riesgo que la carne sea fuente de problemas sanitarios, es decir minimiza la posibilidad que haya residuos peligrosos o agentes patógenos. El segundo permite saber con certeza dónde estuvieron los animales y sus productos. De esta forma si se sabe con certeza que un animal y sus productos siembre estuvieron en predios o recintos sometidos a los protocolos de producción, habrá seguridad para consumir los productos.

¿Dónde estuvo el problema? Que ni el sistema PABCO ni la trazabilidad cumplieron su función. En palabras de la autoridad europea “… el sistema PABCO A, especialmente diseñado para el ganado bovino, no ha sido  capaz de asegurar que sólo se benefician para la UE animales aptos para exportar a la UE. Además  SIPEC [sistema computacional que registra los animales y sus movimientos] actualmente no es confiable para asegurar la trazabilidad del ganado bovino.” No hay duda que a raíz de este llamado de atención, muchos otros países harán un escrutinio más  profundo de los procedimientos chilenos de exportación y no sólo de carne bovina.

Respecto a las causas del problema los dardos han apuntado directamente al SAG, ya que es el organismo encargado de implementar el sistema. Sin embargo, el sector productor no puede mirar a un costado, ya que al fin y al cabo son ellos los que implementan los sistemas de aseguramiento y alimentan al SIPEC. La solución de estas deficiencias sólo se logrará por medio de una  adecuada colaboración y articulación público-privada.”

 

Claus Köbrich

Director (I)

FAVET – Universidad de Chile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s