Cultivo de tejidos vegetales, herramienta para la investigación agrícola

Cultivo de tejidos vegetales, herramienta para la investigación agrícola

La micropropagación es un procedimiento genético que busca multiplicar asexualmente, en poco tiempo y a gran escala, cantidades masivas de plantas.
El Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales de la Facultad de Química (FQ), ha generado cerca de 50 protocolos para la micropropagación de diferentes especies, y 12 más de transformación genética, tanto por biobalística (directos), como poragrobacterium (indirectos); además, cuenta con 20 modelos biológicos caracterizados.

La micropropagación es un procedimiento genético que busca multiplicar asexualmente, en poco tiempo y a gran escala, cantidades masivas de plantas. Se trata de una aplicación de cultivo de tejidos cuyo propósito es, entre otros, obtener clonaciones vegetales libres de virus, mantener la identidad genética y facilitar el manejo e intercambio internacional de material.

“Lo usamos en plantas que no pueden darse sin multiplicación sexual, en organismos en peligro de extinción, en propagación embrional, en individuos con métodos de multiplicación vegetativo deficiente, o en especies recalcitrantes a los sistemas originales”, explicó la coordinadora de este laboratorio, Teresa de Jesús Olivera Flores.

Al participar en el seminario El Cultivo de Tejidos Vegetales (CTV), una herramienta biotecnológica para la investigación y la productividad agrícola, la universitaria explicó que el CTV es un conjunto de técnicas pertenecientes a la biotecnología botánica, cuya aplicación está dirigida a la agricultura, la industria farmacéutica, alimentos y colorantes.

El éxito en la propagación de una planta y la multiplicación de células dependerá de la expresión de la potencialidad celular total; es decir, que algunas recuperen su condición meristemática. A esta habilidad, dijo, se le conoce con el nombre de totipotencialidad.

En el auditorio A de la FQ, la especialista en biotecnología de las plantas precisó que la teoría de la totipotencialidad celular postula que toda célula vegetal individual es capaz de regenerar un organismo entero a partir de un cultivo in vitro, sin importar el grado de diferenciación alcanzado.

De igual manera, agregó, es modulada por diferentes factores como el genotipo, tipo de tejido u órgano, hormonas endógenas, estacionalidad y condición fisiológica, intrínsecos de la planta donadora.

En el CTV utilizamos reguladores de crecimiento, con los que manipulamos muy bien el tejido, pero también hay otros factores externos que sí podemos condicionar, como la temperatura, la humedad y el medio.

(La prensa)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s