El Salvador: Buscarán semilla de papa libre de virus

La investigación requiere de $2.5 millones que la UES pretende sean aportados por la Cooperación Coreana.

 

Afectadas. Las tierras de Las Pilas, Chalatenango, fueron años atrás muy productivas en papa. La plaga las arruinó.

Obtener semilla de papa sin virus para mejorar los niveles de producción nacional será el objetivo de una investigación científica que prepara la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de El Salvador (UES).

El anuncio lo hizo Juan Quintanilla, decano de la facultad, al inaugurar el Centro de Capacitación y Entrenamiento de la Estación Experimental y de Prácticas ubicado en San Luis Talpa, La Paz, construido y equipado con recursos donados por la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA).

“Existe la posibilidad de que en el corto plazo Corea nos siga apoyando con el financiamiento de $2.5 millones para trabajar en el tema de semilla de papa libre de virosis. Ya estamos preparando la propuesta”, aseguró Quintanilla.

“Un experto coreano discutirá con los representantes de la Facultad de Ciencias Agronómicas para definir el perfil de la investigación y llevar la propuesta a Corea, donde se realizará el análisis respectivo”, explicó el decano.

La virosis (virus) es una enfermedad que ataca a la planta y disminuye los niveles de producción, como ocurre en lugares de la zona alta de Chalatenango.

Se cree que la plaga, conocida como nemátodo dorado de la papa, se introdujo en semilla importada que no pasó los controles sanitarios respectivos y contaminó grandes extensiones de tierra.

La enfermedad se manifiesta con una mancha negra en el “corazón” de la verdura, que se extiende a la periferia.

Varias investigaciones ya fueron realizadas, entre estas una de la Dirección General de Sanidad Vegetal y Animal del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en las principales plantaciones de papa ubicadas en la región norte.

Hasta el año 2002 el nemátodo dorado era considerado una plaga exótica en El Salvador; es decir, se desconocía su presencia en tierras productivas. Cuatro años después, en 2006, la Asociación de Paperos de Las Pilas, Chalatenango, había detectado ya la plaga en la papa.

Con el objetivo de evitar la fuga de divisas por el orden de $60 millones anuales, el MAG destinó $90,000 para la compra de cuatro contenedores con semilla de papa de Estados Unidos.

La adquisición permitiría sembrar, en principio, 60 manzanas de tierra con las variedades Callwhitte y Russet, para alcanzar unas 400 manzanas, si se sostiene la compra en el exterior.

También se prometió traer de México y Ecuador a dos expertos en la materia para elaborar un estudio fitosanitario en la zona e identificar el tipo de labores culturales y de control para contrarrestar el problema de plagas y enfermedades.

Pero la plaga se extendió tanto en Las Pilas que los productores prefirieron no sembrar y redujeron las manzanas de tierra cosechadas de 800 a 600.

En 2001 el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) entregó a 10 productores de la Asociación Comunal de Agromercadeo, Servicios Medioambientales y Turísticos el primer invernadero semitecnificado para la producción de semilla.

Con una extensión de 10 por 30 metros, la estructura tiene capacidad para producir 20,000 plantas, además de un área de 6 por 4 metros cuadrados para la producción de plantas madres.

La investigación de la UES fortalecerá el conocimiento adquirido sobre la plaga y cómo liberar a la planta del nemátodo.

la Prensa Gráfica
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s