Aplicación de plaguicidas concitó gran interés en Valle de Aconcagua

Más de 100 personas se dieron cita en el Hotel Plaza de Los Andes, en el seminario organizado por INIA Santa Cruz. “Equipos de aplicación para la reducción de plaguicidas y la obligatoriedad de la inspección y certificación de equipos en Europa”.

El científico español,  dr. Emilio Gil, expuso sobre los adelantos en Europa en relación a instauración de programas obligatorios de inspección de equipos, formación de inspectores, criterios de regulación, expresión de dosis y parámetros operativos para mejorar las aplicaciones de plaguicidas. En España la meta es reducir hasta en un 50% el uso de plaguicidas, reducir el riesgo de contaminación y mejorar opinión ante la sociedad respecto al trabajo de los agricultores.

De izquierda a derecha, Jorge Riquelme, Emilio Gil, Carlos Quiroz y Fernando Rodríguez.

Esta actividad se enmarcó en el proyecto “Desarrollo de nuevos programas de manejo fitosanitario para frutales de exportación tendientes a reducir el uso de plaguicidas” ejecutado por INIA, con el apoyo de Fedefruta y financiado por el Ministerio de Agricultura. Este proyecto es coordinado a nivel nacional por el Dr. Carlos Quiroz Ing. Agr. Ph.D, quien en el evento dio a conocer los antecedentes generales del proyecto.

Entre los expertos chilenos en el tema de  maquinaria agrícola, el especialista de INIA Raihuén, Dr. Jorge Riquelme S. Ing. Agr. dio a conocer antecedentes el estado actual de uso de la maquinaria de aplicación de plaguicidas en Chile como del avance de las acciones que se están desarrollando respecto de la inspección de equipos en Chile . El invitado especial a la jornada, proveniente de España Dr. Emilio Gil, especialista de reconocida trayectoria internacional, trató en profundidad aspectos asociados a la estrategia que desarrollan en Europa para reducir los plaguicidas y la maquinaria más apropiada para su  aplicación,  refiriéndose también en extenso a las normativas europeas sobre la inspección y certificación de equipos pulverizadores.

Las exposiciones que el Dr. Gil dictó en el seminario que fue realizado además en Ovalle y Buin, se refirieron a los aspectos formales y organizativos de un programa de inspección obligatoria de equipos, normativa, organización y formación de inspectores. En su segunda presentación se refirió a los aspectos prácticos de criterios de regulación, expresión de dosis y parámetros operativos conducentes a la mejora de las aplicaciones. “Está demostrado, afirmó, que un buen producto no da los resultados esperados si no se aplica de forma adecuada y está demostrado también que un buen ajuste de los equipos, un cambio de boquillas en el momento adecuado, un manómetro en condiciones y una buena formación del usuario, permiten mantener e incluso incrementar la eficacia de las aplicaciones reduciendo considerablemente la cantidad de caldo y de producto empleada”.

En Europa, una de las principales acciones que marca la legislación en lo concerniente a la inspección obligatoria de los equipos es reducir los plaguicidas en un 50%. Explicó que el objetivo principal de la ley europea para un uso sostenible de fitosanitarios (Directiva 128/2009/CE) es la reducción del riesgo durante la aplicación de fitosanitarios, y eso conduce de forma directa a una reducción de la cantidad total empleada de plaguicidas en Europa. “La experiencia en cada país es distinta y amplia, comentó el experto, y para facilitar el proceso se creó hace unos años La Comisión Europea de Inspección de Equipos  que aglutina la normativa y la situación de los distintos países y trabaja para una total uniformidad en todos los aspectos, en la medida de lo posible”. En Alemania, por ejemplo, la inspección de equipos es obligatoria hace más de tres décadas; en países como Italia, Grecia o España han implementado la obligatoriedad de las inspecciones tras la publicación de la ley. En España hace más de 30 años se realizan inspecciones voluntarias, aseguró el científico.

Aseguró que no existen datos concretos en los distintos países de la Unión Europea sobre el efecto de la inspección en la reducción de la cantidad de plaguicidas. No obstante, desde el punto de vista práctico tenemos datos de reducciones del 30% en promedio, tras diversas campañas voluntarias de inspección llevadas a cabo por la Universidad Politécnica de Cataluña. Lo que sí, enfatizó, está absolutamente comprobado es que cualquier acción que se realice (formación, información, inspección u otra) genera de forma inmediata reducciones considerables del volumen de caldo y de la cantidad de producto empleado, sin disminución de la eficacia de las aplicaciones. “El ahorro de producto, el incremento de la capacidad de trabajo de la máquina, la reducción del tiempo y del consumo de combustible son elementos claves”, dijo el científico. Estas demostraciones, agregó, requieren acciones de campo prácticas, que permitan demostrar al agricultor que el costo de la inspección y el costo añadido de la necesidad de cambiar boquillas y manómetros es muy inferior al ahorro que supone la reducción del producto empleado.

En Europa existe amplia experiencia en formación de los usuarios, inspección de equipos, buenas prácticas fitosanitarias y manejo integrado de plagas, además de todas las acciones que giran en torno a una adecuada formación de todos los profesionales implicados en la protección de cultivos.

Instó a los productores de uva de mesa del Valle del Aconcagua a mejorar sus aplicaciones de fitosanitarios y entregarles una correcta formación a los operarios de la maquinaria agrícola.

Dr. Emilio Gil, invitado especial al seminarioEntrevista al Dr. Gil 

¿Cuáles son las principales regulaciones que debería hacer un agricultor en sus equipos?

“Se trata de los parámetros operativos. Por ejemplo, la cantidad de caldo distribuida depende finalmente de la velocidad de avance, del ancho de trabajo, de la presión de funcionamiento y del tipo y número de boquillas. Y en el caso de las aplicaciones en viñas, como en el resto de frutales, hay además un parámetro clave, el aire generado por el ventilador. El proceso de regulación pretende seleccionar todos esos parámetros de forma adecuada y previo a la realización de la aplicación. Solo así se conseguirán resultados óptimos tanto desde el punto de vista de la eficiencia como de la eficacia del proceso. Y la regulación, o la selección de los parámetros como velocidad, tipo de boquillas, ancho de trabajo, presión o volumen de aire, es un proceso relativamente sencillo para el que, además, se han desarrollado numerosas aplicaciones más o menos sofisticadas que facilitan al agricultor el proceso y evitan procesos de cálculo a los que no están habituados. Un ejemplo es el programa CALIBRA que hemos desarrollado en la Universidad Politécnica de Cataluña, y que está disponible de forma gratuita en nuestra página web, www.uma.deab.upc.edu, que facilita enormemente este proceso. Muchos son los agricultores en España y en Europa que lo están utilizando y los resultados son muy satisfactorios. Animo a los viticultores y fruticultores chilenos a que lo prueben y lo utilicen en el proceso de regulación de sus máquinas”.

¿Cuáles son las dosis que usted recomienda en cada cultivo?

“La determinación de la dosis de producto y su modo de expresión, así como el establecimiento del volumen óptimo de caldo a distribuir son aspectos claves del proceso de aplicación de fitosanitarios. Existen grandes diferencias entre los cultivos bajos (cereales, forrajes, etcétera) y los cultivos arbóreos. En este último caso, que el tema que nos ocupa, es evidente que las características estructurales y geométricas de la vegetación tienen una importancia determinante. Hablar de dosis por hectárea sin tener en cuenta la vegetación es algo muy poco preciso y en Europa estamos trabajando en este aspecto. Alternativas como el cálculo del TRV  o del LWA permiten la determinación de la cantidad de producto de acuerdo con la estructura de la vegetación. En el caso de viñas, en la Universidad Politécnica de Cataluña hemos desarrollado una aplicación -DOSAVIÑA-  que permite realizar estos cálculos de forma simple teniendo en cuenta muchos otros parámetros como el tipo de máquina, las condiciones ambientales o los parámetros de la aplicación. Respecto al volumen de caldo, los desarrollos y avances de los equipos de aplicación permiten una notable reducción de la cantidad empleada, sin perjuicio de la calidad de las aplicaciones. Por tanto, la determinación del volumen de caldo y de la cantidad de producto pasan por un proceso de ajuste en función de las características de la vegetación, y cualquier propuesta que se plantee debe mantener una premisa: el método debe ser simple y fácil de aplicar por el usuario. De lo contrario todos los esfuerzos habrán resultado en vano”.

¿Cada cuánto tiempo deberían hacerse estas mantenciones?

“Si entendemos por proceso de mantenimiento la limpieza del equipo, se trata de un aspecto fundamental, y que evita problemas posteriores consecuencia de residuos no deseados de producto. Es conveniente y recomendable una limpieza, externa e interna, del equipo al finalizar la aplicación. Y en este sentido en Europa estamos trabajando hace tiempo en el proyecto TOPPS (www.topps-life.org ), financiado por la Unión Europea a través del programa LIFE y por la Asociación Europea de Protección de Cultivos que recientemente ha puesto en marcha un proyecto donde el proceso de limpieza y la gestión posterior de las aguas residuales tienen una importancia capital. Como responsable en España de estos proyectos animo a los técnicos y profesionales del sector a que visiten la página y sigan las recomendaciones, simples y prácticas, , y que han sido consensuadas y aprobadas en todo el territorio de la Unión Europea. Y en cuanto al proceso de regulación, es decir, a la selección de la boquilla adecuada, el ajuste de la presión de trabajo y la adecuación del caudal de aire del ventilador, se trata de un proceso que no demanda un tiempo superior a diez minutos y que debe obligatoriamente realizarse antes de cada aplicación. Tras la experiencia acumulada durante más de 25 años analizando actividad de extensión en la universidad, puedo decir que, una vez realizado tres o cuatro veces el proceso, la mayoría de los agricultores observan los beneficios del mismo y la facilidad de ejecución. En definitiva, un buen proceso de regulación previo a la aplicación genera siempre ventajas, y la primera y más importante para el agricultor son las ventajas económicas, ya que se reducen las cantidades empleadas y el tiempo necesario para la aplicación”.

¿Cuál es la formación que debiera tener la persona que regula los equipos?

“Si entendemos como regulación la selección de los parámetros de trabajo anteriormente expuestos, es algo que debe conocer el agricultor, que debe ser considerado como un profesional. Por hacer un símil: si un empresario se dedica a fabricar sillas conoce perfectamente los materiales necesarios, las cantidades y el costo de la materia prima y la mano de obra. En agricultura debería pasar lo mismo. Un agricultor debería conocer perfectamente el proceso de regulación, estar habituado al manejo de los catálogos de boquillas y tener los criterios adecuados para la correcta selección de la velocidad de avance y de la presión de trabajo. Ahora bien, si por regulación entendemos el proceso de inspección de los equipos, se trata en este caso de personas que deben tener una formación técnica adecuada. Una formación que permita conocer no solo los aspectos mecánicos y tecnológicos de los equipos sino también un bagaje agronómico que le permita discernir entre una aplicación a un cultivo bajo y una aplicación con un equipo de pulverización neumática en viñas, por ejemplo. Y esos son los criterios que se contemplan en la legislación recientemente aprobada en España para la obtención de la certificación como inspector de equipos de aplicación de fitosanitarios en uso”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s