Nueva vacuna contra la mastitis busca proteger la producción lechera nacional

Se trata de una formulación polivalente que funcionará a partir de una nueva tecnología en base a nanovesículas, y que atacará los principales patógenos causantes de esta enfermedad en las vacas.73_latxa

La mastitis es uno de los problemas más importantes que afecta la producción lechera, generando disminución en los márgenes económicos de hasta un 50%, por una menor producción de leche. La enfermedad clínica y subclínica se combate principalmente con antibióticos, sin embargo, estos dejan residuos en la leche e inducen resistencia bacteriana.

La búsqueda de nuevas herramientas que permitan prevenir esta patología es fundamental para mejorar la competitividad de este importante sector de la economía nacional.

Durante el primer mes de 2013 la recepción de leche, en las plantas que informan a ODEPA, alcanzó un volumen total de 211,5 millones de litros. Esto significó un alza de casi 8% en relación con igual mes del año anterior.

Es por esta razón, que la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile —con el cofinanciamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura— está trabajando en un proyecto para desarrollar e implementar una vacuna polivalente, en base a nanovesículas, contra los principales patógenos causantes de mastitis en Chile.

La mastitis en nuestro país, es causada principalmente por las siguientes clases de patógenos bacterianos: Escherichia coli, Staphylococcus aureus, Staphylococcus coagulasa negativos y Streptococcus uberis, presentes en el ambiente o en la ubre de la vaca, los cuales causan la patología en diferentes grados de severidad.

“El objetivo de este proyecto es utilizar la biotecnología para desarrollar una vacuna de nueva generación que estimule la protección del animal contra estos patógenos, en una formulación que mejora la calidad, potencia y eficacia de la respuesta inmune protectora para las vacas”, señala el coordinador de la iniciativa, el médico veterinario, Leonardo Sáenz.

Agrega, que actualmente existen vacunas que son capaces de estimular el sistema inmune de estos animales para eliminar el agente patógeno que causa la infección. Sin embargo, la mayoría de las vacunas comerciales existentes son débiles inmunogénicamente, al estar formuladas en base a microorganismos muertos y no alcanzan buenos resultados de protección, logrando solamente disminuir la severidad del cuadro clínico.

Además, la mayoría de ellas no incluyen protección contra los principales patógenos que causan tanto las mastitis infecciosas como las ambientales, limitando su efecto solamente a algunas lecherías de la zona central que son afectadas principalmente por patógenos ambientales.

Sumado a esto, las formulaciones clásicas solamente permiten entregar protección sistémica, dejando de lado rutas de administración más eficientes para mejorar la eficacia de la vacuna, como la vía estimular la inmunidad local en la glándula mamaria.

Avances y proyecciones

La nueva vacuna funcionará a partir de una tecnología que utiliza fragmentos bacterianos en forma microencapsulada, que mejora la efectividad de las vacunas. Además, esta innovación permite la entrega de la vacuna por rutas alternativas como la intramamaria, lo cual mejora la respuesta inmune local.

Sumado a esto, el proyecto utilizará antígenos de los principales agentes causales del cuadro en nuestro país y el mundo.

Hasta la fecha, se ha identificado, aislado y caracterizado a los principales patógenos, los cuales se están utilizando en la formulación de una vacuna experimental que será probada a nivel clínico durante el año 2013 y 2014.

Al respecto, la ejecutiva de innovación de FIA y supervisora de la iniciativa, Natalia Díaz, indica que “los resultados de este proyecto pueden beneficiar al sector lechero nacional, al introducir la vacuna como una valiosa herramienta en los programas de prevención y control de mastitis, una vez que sea transferida esta tecnología generará un importante impacto en las regiones donde hay mayor producción lechera”.

El proyecto cuenta con el apoyo del Consorcio Tecnológico Lechero y como asociados, al Spin-off de la Universidad de Chile, Vaccimed SA. —que funciona como entidad para la transferencia tecnológica a laboratorios farmacéuticos— y el laboratorio Crandon Chile Ltda. Esta empresa tendrá la primera opción de licencia de los derechos de propiedad intelectual para la comercialización y distribución de la vacuna a nivel nacional e internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s