Consorcio de la Papa trabaja en siete nuevas variedades

La entidad —que cuenta con financiamiento de FIA, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad— espera que, al menos dos de ellas sean registradas en las próximas temporadas.

consorcio_papa

 Tras cuatro años de trabajo, el Consorcio de la Papa ha logrado importantes avances en el desarrollo de nuevas variedades, es así como del total de 24 líneas experimentales, siete han demostrado mayor potencial de convertirse en nuevas variedades, particularmente tres para uso industrial. De ellas, al menos, dos podrían ser registradas en las próximas temporadas.

El Consorcio —que es cofinanciado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC)— está integrado por 16 empresas y asociaciones de productores; el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y la Universidad de Los Lagos.

Su objetivo central es aumentar la competitividad del cultivo de la papa en todos sus productos e incrementar la participación en el mercado internacional, exportando semilla, papa para consumo, productos procesados y también variedades de papa (genética) registradas.

De acuerdo a cifras de ODEPA, en el temporada 2011-2012 las hectáreas cultivadas con papa llegaron a 41.534, concentradas principalmente en las regiones de Los Lagos, La Araucanía y Biobío. La producción supera el millón de toneladas.

En el Centro Experimental La Pampa del INIA, además se ha trabajado en la identificación de cuatro nuevos marcadores moleculares para resistencia a enfermedades y dos que controlan biosíntesis de carotenoides en tubérculos de papa.

“Esto va a permitir identificar genotipos de papa (variedades) tanto líneas avanzadas y nativas que tengan estos genes de resistencia y/o compuestos nutricionales, y usarlos como parentales para la generación de nuevas variedades que reúnan estas características”, detalla la ejecutiva de innovación de FIA y supervisora del Consorcio, Paulina Erdmann.

Exitoso sistema de alertas

Otra de las áreas que ha impulsado con fuerza el Consorcio, es el trabajo que permitió crear un sistema de alerta tanto para el tizón (temprano y tardío), enfermedad que ataca el tallo, las hojas y el tubérculo de la planta, causando grandes pérdidas a los productores.

En 2012, el Consorcio concluyó la calibración del sistema de alerta del tizón temprano, causado por Alternaria solani, el que se validará durante la temporada en curso. Este es un complemento al sistema de alerta de tizón tardío, que ya cuenta con más de 1.000 usuarios registrados —agricultores, asesores y agentes relacionados a la cadena productiva de la papa— entre las regiones del Biobío y Los Lagos.

“Resultados de encuestas levantadas con los usuarios, muestran que este sistema está siendo incorporado como una herramienta para la toma de decisiones en la aplicación de fungicidas para el control de tizón tardío, reduciendo el número de aplicaciones y los costos asociados”, agrega Paulina Erdmann.FIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s