Sandías silvestres para investigar la resistencia a enfermedades

Sandías silvestres para investigar la resistencia a enfermedades
Las sandías cultivadas son altamente susceptibles a las enfermedades, lo que provoca millones de dólares en pérdidas al año. El profesor Zhangjun Fei, especialista en genómica vegetal, ha dado con una solución a este problema.

 


Fei se dio cuenta de que las sandías silvestres, que son amargas e incomibles, eran más resistentes a las enfermedades. Tras comparar el ADN de la planta silvestre con el de las variedades cultivadas, llegó a la conclusión de que esa resistencia se había perdido durante la domesticación.

“Descubrimos que durante la domesticación, las personas se centran solo en el desarrollo de sandías dulces, pero no prestan atención al aspecto de la resistencia a enfermedades. Cuando comparamos los genomas, descubrimos que las sandías silvestres contaban con montones de genes resistentes a los patógenos que las cultivadas habían perdido. Es una lástima, de modo que ahora queremos devolver a las sandías su resistencia a las enfermedades”, ha dicho Fei.

Fei trabajó con investigadores de diversos países como China y Francia para completar el proyecto.

“La colaboración ayudó mucho. Si hubiera dependido solo de mi grupo, no habríamos sido capaces de llevar a cabo el proyecto, porque carecemos de ciertos conocimientos e instalaciones”, ha añadido Fei.

Para simplificar el proceso de generar veinte secuencias diferentes de sandía, el equipo creó en primer lugar un “genoma de referencia” a partir de una sandía. El equipo empleó esta referencia como plantilla para encontrar los genes de las otras sandías de forma más eficiente, ya que todas las plantas poseen secuencias genéticas similares.

Fei y su equipo están trabajando actualmente en la introducción de los genes resistentes a enfermedades en las plantas cultivadas. No obstante, no se trata de un proceso sencillo, ya que los investigadores primero deben realizar una serie de pruebas para garantizar que los nuevos genes resistentes a enfermedades no afecten a la calidad del sabor de la sandía cultivada, según ha explicado Fei.

“Si se introducen genes resistentes a enfermedades en la planta cultivada, podría perderse el sabor dulce. El objetivo es introducir estos genes pero sin que la fruta pierda su alta calidad”, ha dicho Fei.

Fuente: cornellsun.com (en inglés)/freshplaza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s