Entradas etiquetadas como ‘fungicidas’

Investigan un fungicida producido a partir de residuos de la industria vitivinícola

Es una de las cuatro propuestas adjudicadas por la Universidad de Santiago en el concurso IDeA de Fondef

Dos notables ventajas son las que presenta el proyecto de desarrollo de un fungicida producido a partir de residuos de la industria vitivinícola contra el hongo fitopatógeno Botrytis cinerea ganador del Concurso de Ciencia Aplicada del programa de Investigación y Desarrollo en Acción para Instituciones de Investigación (IDeA) de Fondef señala la investigadora de la Facultad de Química y Biología de la Universidad de Santiago, Milena Cotoras.
La primera de ellas tiene que ver con hacer frente a uno de los principales problemas que enfrenta la producción de frutas en Chile y en especial la uva de mesa y vitivinícola: la denominada pudrición gris, causada por el hongo Botrytis cinerea, infección que no sólo produce importantes pérdidas económicas en la industria sino que también implica el uso de fungicidas sintéticos que contaminan suelos, aguas y provocan daño en la salud.
La segunda, tiene que ver con el uso de los residuos sólidos producido por la industria vitivinícola, los que en el año 2011 alcanzaron cifras aproximadas a las 146.000 toneladas.
“Resultados previos obtenidos en nuestro laboratorio demuestran que extractos obtenidos de estos residuos poseen actividad antifúngica moderada contra Botrytis cinerea”, adelanta la investigadora del Departamento de Biología de la Facultad de Química y Biología acerca del proyecto.
“Las plantas son una fuente importante de metabolitos secundarios, entre los que destacan los compuestos fenólicos que han demostrado actividad contra variadas especies fúngicas y que, además, se encuentran en abundancia en los residuos de la industria vitivinícola” explica Cotoras, “es por ello que el proyecto plantea como objetivo general la formulación de un fungicida constituido de compuestos fenólicos obtenidos de los residuos sólidos de la industria vitivinícola los que presentan niveles de actividad superiores a los fungicidas naturales usados para controlar a este hongo”.
Respecto a sus expectativas, la investigadora de la U. de Santiago proyecta “tener un fungicida de origen natural formulado y validado a nivel piloto en el campo y participar en la formación de alumnos de pregrado y postgrado mediante la realización de sus tesis de grado” señala Cotoras respecto a la propuesta que tendrá un plazo máximo ejecución de 24 meses y que involucra a los investigadores: Dra. Leonora Mendoza (Facultad de Química y Biología), el Dr. Rubén Bustos (Facultad de Ingeniería) y a la Viña Miguel Torres.
El Concurso de Ciencia Aplicada benefició a 55 proyectos que recibirán, en promedio, montos de hasta $120 millones, de un total de $6.200 millones, siendo su propósito apoyar proyectos de I+D con un fuerte componente científico y que consideren obtener resultados intermedios en plazos breves, con la perspectiva de que puedan convertirse a futuro en productos o servicios con un impacto productivo, económico y social. Química&Biología.

 

Fuente USACH/DICYT

El uso de Aloe vera en precosecha podría sustituir los fungicidas químicos para prevenir la aparición de podredumbres en poscosecha

El uso de Aloe vera en precosecha podría sustituir los fungicidas químicos para prevenir la aparición de podredumbres en poscosecha

El uso de Aloe vera en precosecha podría sustituir los fungicidas químicos para prevenir la aparición de podredumbres en poscosecha
Las cerezas son frutos muy apreciados por los consumidores especialmente por sus excepcionales características organolépticas, pero además son productos altamente perecederos que tienen una vida muy corta una vez que se han recolectado. Una de las principales causas que provocan el deterioro y la pérdida de calidad en estas frutas, son la aparición de enfermedades fúngicas.
El objetivo de este trabajo ha sido evaluar el efecto en dos variedades de cereza (Prime Giant y Skeena) del tratamiento precosecha con geles deAloe vera, uno comercial (AVISA) y otro elaborado en el laboratorio.

Los tratamientos fueron aplicados un día y siete días antes de la recolección. La recolección se llevó a cabo cuando la cereza había alcanzado el estado de madurez comercial y se determinaron los parámetros fisiológicos y físico-químicos relacionados con la calidad y recuentos microbiológicos.

Los resultados mostraron un efecto antifúngico del Aloe vera reduciendo la contaminación microbiana de Mohos y Levaduras, al tiempo que no afectaron o mejoraron sensiblemente parámetros fisiológicos y físico-químicos relacionados con la maduración de la cereza. Con estos resultados se podría concluir que el uso del Aloe vera como herramienta precosecha podría sustituir los fungicidas químicos para prevenir la aparición de podredumbres en  poscosecha.

 

Fuente Poscosecha

Investigaciones sobre los frutos secos podrían llevar a los avances médicos

Las medicinas con receta que ahora ayudan a los enfermos a combatir las infecciones fúngicas graves algún día podrían ser aún más eficaces como resultado de hallazgos inesperados de estudios relacionados con la agricultura y la seguridad alimentaria y realizados por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) y sus colegas.

Los resultados de los experimentos en cajas de Petri por científico Bruce C. Campbell (ahora retirado), biólogo molecular Jong H. Kim y sus colegas en el ARS sugieren que combinar los medicamentos antifúngicos convencionales con compuestos naturales y comestibles derivados de plantas—tales como el timol, el cual se extrae del tomillo—puede aumentar los efectos curativos de algunos de estos medicamentos. ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Los estudios por Campbell y Kim en el Centro de Investigación de la Región Occidental mantenido por el ARS en Albany, California, con especies del moho Aspergillus, por ejemplo, han atraído el interés de investigadores de medicina y de la salud pública. Se puede encontrar Aspergillus en el suelo y el aire en todas partes del mundo. Este moho puede infectar maíz, algodón, pistachos, almendras y otros cultivos, y puede producir la aflatoxina, la cual es un carcinógeno natural.

Los cultivos contaminados con la aflatoxina tienen que ser identificados y eliminados del procesamiento, y esto requisito puede causar pérdidas económicas significativas. Desde el 2004, Campbell, Kim y sus colegas han desarrollado una cartera de compuestos potentes y derivados de plantas que podrían matar a una especie objetivo de Aspergillus, llamada A. flavus, o impedir su capacidad de producir aflatoxina.

Investigaciones y pruebas adicionales podrían ayudar a los agricultores del futuro a combinar los mejores de estos compuestos naturales con fungicidas que actualmente son demasiado costosos para utilización, según Kim.

A. flavus y dos de sus parientes, A. fumigatus y A. terreus, pueden afectar negativamente la salud de las personas que tienen un sistema inmunológico comprometido y que están expuestas al moho en los hogares enmohecidos. En un artículo publicado en la revista ‘Fungal Biology‘ (Biología Fúngica) en el 2010, el grupo informó sobre la eficacia del timol, en pruebas de laboratorio con dos medicamentos antifúngicos sistémicos, de inhibir el crecimiento de estos mohos con las dosis significativamente reducidas de los medicamentos.

Otro estudio proveyó pruebas adicionales para apoyar hallazgos que sugieren que los compuestos derivados de plantas, tales como el timol, podrían sabotear la capacidad del moho de recuperarse del estrés oxidativo causado por los medicamentos antifúngicos. Un artículo publicado por Kim, Campbell y otros en ‘Annals of Clinical Microbiology and Antimicrobials‘ (Anales de la Microbiología Clínica y los Medicamentos Antimicrobianos) describió esta investigación.

El uso de los compuestos derivados de plantas para tratar las infecciones fúngicas y la combinación de tales compuestos con medicamentos antifúngicos no son nuevas ideas. Pero los estudios por el grupo en Albany han explorado algunas combinaciones aparentemente únicas, y han provisto nueva información más detallada sobre los mecanismos que podrían ser responsables del impacto de las combinaciones poderosas de medicamentos y compuestos de plantas.

Lea más sobre esta investigación en la revista ‘Agricultural Research‘ de octubre del 2012.

 

Fuente ARS

Biosensores para la detección rápida de plaguicidas en cítricos

Laboratorios de ainia

 

El Proyecto SABIO estudia el desarrollo de unsistema que permita detectar los fungicidas más habituales en los tratamientos poscosecha de cítricos y frutas en general. Se van a utilizar biosensores y métodos de medida automatizados, capaces de reconocer estos fitosanitarios medir sus concentraciones en cítricos de forma rápida, sencilla y fiablegenerando así una mejora significativa en el proceso de control de calidad aplicado a la industria hortofrutícola.

 

Un biosensor es un dispositivo de medida que permite identificar y cuantificar lassustancias biológicas o químicas que contiene un producto. Consta de un elemento biológicode reconocimiento de estas sustancias y un sensor electrónico que genera una señal que informa de su presencia y concentración.

Automatización y ahorro de costes
Los métodos de detección de residuos de plaguicidas en fruta utilizados en la actualidad permiten medir un elevado número de compuestos, pero requieren de equipos caros y complejos y de personal especializado.

Los productos fitosanitarios son sustancias químicas que se utilizan para asegurar un mayor rendimiento de los cultivos y alargar la vida útil de frutas y verduras. En elevadas dosis pueden ser tóxicos, por lo que su utilización debe estar por debajo de los límites recomendados por la legislación.

Gracias a este dispositivo, las pequeñas y medianas empresas podrán realizar sus propios análisis de detección de fungicidas. Esto supondrá un ahorro considerable en coste y tiempo, además de otorgarle una mayor tranquilidad, autonomía y operatividad a la empresa para hacer el seguimiento y la supervisión de su producción.

Esta mejora en los procesos de calidad posibilitará, además, un control en origen más efectivo. Asimismo, se reducirá el impacto medioambiental, ya que este dispositivo permitirá medir las concentraciones de los fitosanitarios aplicados a los productos y también en los vertidos de aguas de lavado.

SABIO está liderado por Tecnidex S.A.U y participan otras tres empresas valencianas: Prodisei Technologies S.L., la Cooperativa Vinícola de Llíria Sociedad Cooperativa Valenciana yRural Sant Vicent Ferrer de Benaguasil Cooperativa Valenciana.

El consorcio cuenta con la colaboración de ainia centro tecnológico que tiene una dilatada experiencia y know how en tecnologías electrónicas aplicadas a las necesidades y particularidades de las PYMES agroalimentarias. Además, cuenta con una importante trayectoria en el desarrollo de biosensores para contaminantes químicos y microbiológicos.

El proyecto SABIO cuenta con el apoyo financiero del CDTI, en el marco de actuación de su programa de tecnologías biosanitarias y agroalimentarias. Asimismo, está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). El proyecto tiene una duración prevista de tres años siendo su fecha de inicio abril de 2011.

 

 

Fuente AINIA

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 285 seguidores